Navantia y la UCA formarán 155 mantenedores y operadores de corbetas

 

 

 

 

 

 

 

  • El convenio tiene un coste de 2,4 millones de euros y contará con personal docente cualificado, equipamientos, laboratorios y ‘know how’ de la Universidad

Uno de los talleres del astillero de Navantia San Fernando en los que se construyen las corbetas para Arabia Saudí.

Uno de los talleres del astillero de Navantia San Fernando en los que se construyen las corbetas para Arabia Saudí. / SONIA RAMOS

IARIO DE CÁDIZ

REDACCIÓN  08 Febrero, 2021 - 11:41h

Navantia y la Universidad de Cádiz han firmado un convenio de colaboración para desarrollar un programa formativo destinado a los operadores y mantenedores de corbetas que se encuentran actualmente en construcción en el astillero de San Fernando. El convenio ha sido firmado por el rector de la Universidad de Cádiz, Francisco Piniella, por una parte, y por la presidenta de Navantia, Belén Gualda, y el director de Navantia-Astillero Bahía de Cádiz, Francisco Javier Herrador, por otra. El documento establece que la planificación formativa del programa será diseñada y acordada por ambas partes, y que se impartirá íntegramente en inglés. El alcance de la actuación asciende a 2,4 millones de euros.

El programa, destinado a la dotación de las corbetas que están en construcción en la Bahía de Cádiz para la Marina Real Saudí, contempla un total de doce especialidades formativas, entre ellas navegación, cubierta y maniobra, máquinas, auxiliares y electricidad, inglés técnico naval, mecánica y propulsión, mecánica auxiliar, electricidad, electrónica o dirección de proyectos. Serán casi 3.300 horas de clases y 7.500 horas totales de formación para un total de 155 alumnos durante casi dos años, entre mayo de 2021 y febrero de 2023.

Conforme al acuerdo, la Universidad de Cádiz aportará “el personal docente necesario para asumir las horas de dedicación precisas en la coordinación del programa y en la impartición de materias y módulos formativos”, así como “el uso de espacios, equipamientos y laboratorios necesarios, el personal de Administración y Servicios asociado a tales equipamientos y el know how” (conocimientos y experiencias) en este ámbito de conocimiento.

Navantia determinará “la definición inicial de las necesidades formativas, las horas de dedicación que sean precisas en la coordinación e impartición de determinadas materias, el uso de espacios y equipamientos” propios y, también, el conocimiento de su propiedad “de interés para llevar a término el programa”.

La UCA seleccionará el profesorado, definirá “los programas de los módulos formativos en coordinación con Navantia”, elaborará y pondrá a disposición del alumnado el material docente y la habilitación de las herramientas del Campus Virtual que sean precisas para el desarrollo de la docencia. Además, asumirá “el coste de uso y mantenimiento de instalaciones e infraestructuras náuticas de talleres y laboratorios a disposición del programa formativo”, así como los “gastos de contratación de personal externo” si fuese necesario.

Para dotar de la máxima cobertura legal e institucional al programa, la Universidad de Cádiz y Navantia han firmado, igualmente, un convenio marco de colaboración (que sustituye al rubricado por ambas partes en 2014) con la finalidad de actualizar el paraguas jurídico que da soporte al amplio programa de actuaciones previstas. El convenio regula “la colaboración entre la UCA y Navantia para la realización de actividades de mutuo interés que se realicen en los sucesivo de forma conjunta entre ambas instituciones, con especial énfasis en lo relacionado con la construcción naval, los sistemas asociados y las demás actividades y líneas propias de negocio de la empresa”.

Excelencia tecnológica

“Esta colaboración con la Universidad de Cádiz ilustra la apuesta de Navantia por la excelencia tecnológica, su alto nivel de exigencia en la relación con un cliente estratégico y su compromiso con la capacitación y la innovación en el área de la Bahía de Cádiz”, ha dicho la presidenta de Navantia, Belén Gualda.

En opinión del rector de la UCA, el doble convenio firmado “renueva y reimpulsa una sólida línea de cooperación con Navantia donde la Universidad de Cádiz quiere afianzarse aún más como el aliado de referencia en la estrategia de innovación de la compañía, aportando una acreditada trayectoria docente y científica en el ámbito especializado de las ingenierías en el que desarrolla una actividad puntera, que la ha convertido no sólo en un tractor de riqueza y empleo en el entorno sino en una empresa de primer nivel internacional en su sector”.

“Estoy convencido –ha señalado- de que esta completa experiencia formativa que ahora iniciamos es el inicio de un conjunto de acciones donde vamos a hacer confluir las necesidades de formación cualificada e innovación tecnológica de Navantia con las potencialidades académicas, de investigación y de transferencia de la UCA”.

La construcción de cinco corbetas para la Marina Real Saudí en la Bahía de Cádiz supone una carga de trabajo global de alrededor de siete millones de horas que, en términos de puestos de trabajo, alcanza la cifra de 6.000 al año, durante cinco años. De ellos, más de 1.100 son empleados directos de Navantia, mientras que 1.800 corresponden a la industria auxiliar y más de 3.000 son empleados indirectos generados por otros suministradores. Las empresas auxiliares que colaboran superan el centenar.

La Universidad de Cádiz y Navantia cuentan con una dilatada y prolífica trayectoria de relaciones institucionales desde hace varias décadas, que, de forma estratégica, se han centrado en los últimos años en áreas preferentes de acción como el astillero 4.0 o las técnicas de impresión 3D aplicadas a los procesos de producción de buques, entre otras. Una actuación que, con el aval de un completo histórico de actividades en materia de cooperación académica, científica y de transferencia, se reimpulsa ahora desde el Vicerrectorado de Política Científica y Tecnológica de la UCA.

A finales de 2016, ambas instituciones acordaron la creación de la Cátedra Navantia de la UCA-José Patiño Rosales para fortalecer unas relaciones especialmente relevantes en el campo de la investigación, transferencia, innovación y formación en ingenierías que realiza la UCA e intensificar las relaciones de ésta con la compañía, referente internacional en la construcción naval y diseño de buques mercantes y militares, junto a sus sistemas asociados. Esta interacción ha permitido la organización y desarrollo de múltiples actividades en estos años destinadas a la formación de los estudiantes, la potenciación de másteres y doctorados y la realización de nuevas actividades de I+D+i.

Fruto de esta colaboración, en 2018 se lanzó un programa específico de “tesis industriales” para la realización de proyectos de investigación en áreas de innovación preferentes para la compañía. En ese marco se han realizado jornadas, se han convocado contratos pre-doctorales y premios a los mejores TFG y TFM relacionados con la actividad de Navantia. La empresa ha participado con stand propio de forma regular en las ferias de empleo que organiza la UCA cada año o en InnvoAzul 2018 (I Encuentro Internacional sobre Conocimiento y Crecimiento Azul)

 

COMENTARIOS DE AEMC

Felicitamos al capitán y Licenciado de la Marina Civil francisco Piniella, rector de la UCA por su trayectoria profesional y académica, deseándole éxito en esta nueva empresa.