ESCUELAS DE NÁUTICA Y EMPRENDIMIENTO MARÍTIMO

 

Posted on 25 septiembre, 2014 by II Congreso Nacional Marítimo

Mesa Redonda:” Vías para favorecer el emprendimiento en el sector marítimo español”

D. José Ramón San Cristóbal Mateo, Director de la Escuela Técnica Superior de Náutica de Santander.
La última jornada del II Congreso Marítimo Nacional en su sesión matutina está dedicada a la enseñanza náutica y la Marina Deportiva, un tema de rabiosa actualidad.
Inicia la mesa redonda D. José Ramón San Cristóbal deseando que el Congreso pueda realizarse al menos bianualmente.
Los grados en las Escuelas de Náutica no son iguales en todas las escuelas, en el caso de Santander cuenta con los dos itinerarios, pero otras no. Se imparte el Grado en Ingeniería Náutica y Transporte Marítimo, con dos itinerarios, de prácticas en empresas y otro de prácticas en barco de un año. Posteriormente hay un Master y Doctorado; y el Grado en Ingeniería Marina, con prácticas profesionales de 6 meses.
Las salidas profesionales en tierra son cada vez más numerosas: en astilleros, empresas, función pública, practicaje, peritajes, operaciones portuarias, gestión de puertos deportivos.
El CISE (Centro Internacional Santander Emprendimiento) impulsa proyectos de investigación sobre el valor de la cultura emprendedora y las nuevas metodologías de emprendimiento, llevará a cabo el desarrollo de programas docentes y actividades formativas de máxima calidad y estimulará la cultura emprendedora y la innovación con el fin último de contribuir al progreso económico y social. La Universidad de Cantabria forma parte de este Centro. 4 programas se están llevando a cabo: Programa e2. (Estudiante x emprendedor), Máster de Emprendimiento, Programa YUZZ y el Programa DOC-E.

D. Jesús Querol Pascual, Director de Maritime Jobs.

Comienza su intervención comentando lo que es Clúster Marítimo Español que pretende impulsar soluciones horizontales y dar visibilidad al sector para atraer capital y talento. El sector marítimo no cuenta, no hay una política integrada. España tiene que encontrar una secretaría de asuntos marítimos que englobe todas las actividades.
¿Por qué debo hacer emprendimiento marítimo? Casi todas las grandes ciudades están en zonas costeras, ya gran parte de la población está expuesta a las acciones del mar. Vivimos en la “canica azul”.
Desgraciadamente, en España no tenemos cultura emprendedora, y el diseño profesional de un modelo de negocio sólido es un trabajo arduo y metódico. Las inversiones de capital riesgo por sectores en España se reparten en informática 47%, biotecnología 10% y transporte 9%, y esto es una distorsión, porque la inversión de capital no está diversificada, sino concentrada, lo que supone asumir muchos riesgos: “Si tienes imagen de sector no tecnológico estás detrás”. Las inversiones de capital son en España de poca cantidad y en el caso del sector marítimo , se necesita una alta intensidad de capital, hay una baja percepción de innovación, un elevado riesgo económico-técnico y sobre todo, hay un desconocimiento del sector.

Los inversores privados desconocen el sector, lo consideran de alto riesgo, pero si hay una cierta voluntad de participar en el caso de que haya un compromiso público que tome la iniciativa en poner el capital inicial, hecho que no se produce. La Administración española es “esquizofrénica”
El sector marítimo tiene que tener más visibilidad y formar comunidad. A la Administración hay que pedirle que innove y emprenda.
Desde Maritime Jobs consideran que un trabajador mayor de 45 años es muy difícil que vuelva a ser un asalariado, por lo que su camino está en el emprendimiento y el autoempleo.
COLOQUIO

Desde la sala se comenta como el sector de la marina mercante, siendo una de las que menor desempleo tiene, no es posible dar salida laboral a los estudiantes de las escuelas de náutica, no tienen barcos para hacer las prácticas. ¿Hay opciones para estos estudiantes? ¿Formamos marinos u operadores transitarios en los puertos? Mucha formación y nula experiencia. José Ramón San Cristóbal comenta que no son incompatibles, que hay que formar en la misma persona, que las salidas deben ser dobles. Considera que la posibilidad laboral de los estudiantes hoy en día se encuentra en el extranjero.

La inserción de los marinos españoles en los barcos es casi nula, aporta un asistente Uno de cada 3 marinos que navegan por el mundo es filipino. Las Escuelas de Náutica pasaron de depender de Fomento a depender de Educación, y quizás este hecho ha influido en una menor profesionalización de los estudiantes. En la charla, se llega a la conclusión de que si todo sigue así “no habrá relevo generacional en la marina mercante española”, y es un problema de muy difícil solución. La falta de buques para hacer las prácticas es un problema endémico de la marina mercante española.

José Luis Saura, práctico del puerto de Santander, cree que el marino español no está preparado no por formación, sino por idiomas. Si la salida laboral está fuera de España, es imprescindible el dominio del inglés, no a través de un título, sino del dominio del lenguaje. Propone que los alumnos se formen desde el principio en idiomas, sobre todo en inglés. La clave es el lenguaje: hablar inglés es la vía para encontrar empleo, pero es algo de lo que se han encargado los alumnos, no el sistema educativo. Confirma el director de la Escuela de Náutica que el inglés es el gran hándicap de los alumnos; desde la Escuela de Náutica se han promovido programas de formación, y está de acuerdo en que debería impartirse mucho más inglés.
El tema del dominio del inglés es debatido en cuanto a si es un tema de esfuerzo profesional personal o un deber académico.
Marcelino Domingo, de la Real Liga Naval, se interesa por conocer el nº de alumnos que han pasado por la Escuela de Náutica que en la actualidad navegan. Responde el director de la Escuela que en torno a un 20%.
Un alumno de la Escuela muestra su indignación por el pago de unas tasas que incluyen las prácticas en los barcos, servicio que no se está ofreciendo. Por primera vez en el Congreso, el tiempo para el coloquio ha sido completamente consumido en un intenso debate, lo que demuestra cuán importante es el tema de la formación de nuestros marinos.