NAVANTIA.- Si se confirman pedidos que se están negociando

Si se confirman pedidos que se están negociando

El presidente de SEPI confía en que en el medio plazo podrán eliminarse las ayudas financieras a Navantia

 

astilleros Navantia
Foto: EUROPA PRESS

Cree que hoy se reúnen "condiciones más que justificadas" para que Bruselas levante el veto a la construcción civil por Navantia

   MADRID, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), Ramón Aguirre, confía en que en el medio plazo se puedan eliminar las ayudas financieras adicionales a Navantia, si se van confirmando los pedidos que actualmente están en "periodo de maduración", algunos de ellos en un punto "muy avanzado", y se van materializando los contratos ya en firme.

Así se ha pronunciado durante su comparecencia, a petición propia y del BNG, ante la Comisión de Hacienda del Congreso para informar sobre la situación de Navantia. Antes de entrar en materia, Aguirre ha aprovechado la ocasión para expresar su "homenaje, reconocimiento y agradecimiento" a la figura del expresidente Adolfo Suárez tanto a título personal como en representación de los empleados de SEPI.

A renglón seguido, ha señalado que a lo largo de este año Navantia ha planteado 137 ofertas en 37 países, algunas de las cuales están en "un periodo de maduración satisfactorio", como es el caso de los proyectos de construcción de cuatro corbetas para la Marina de Qatar, dos buques auxiliares Cantabria para la Marina australiana, un buque y dos fragatas para la Armada peruana, y dos fragatas para la Marina filipina.

 "La Navantia de 2011, con desequilibrios financieros y una parálisis en sus pedidos, está siendo sustituida lentamente por una Navantia donde la presencia de pedidos reales trabaja en favor de la corrección de los desequilibrios", se ha congratulado Aguirre, apuntando que "en el medio plazo, si se van confirmando los pedidos, se podría eliminar la amenaza de tener que hacer ayudas financieras adicionales".

LAS REALIDADES SUSTITUYEN A LAS INCERTIDUMBRES

Acto seguido, ha insistido en que la actual coyuntura de la empresa naviera está "alimentando la confianza de que en un futuro no muy lejano, a medio plazo, se podrá hablar de la posible eliminación de la necesidad de ayudas financieras adicionales".

Y es que gracias a la labor comercial de los responsables de Navantia "hoy se puede decir con satisfacción que las realidades de la cartera de pedidos han sustituido las incertidumbres", según el presidente de SEPI, que ha incluido entre esas realidades la construcción del flotel del Pemex, para el que ya ha comenzado el acopio de material y que pronto aportará fondos a la empresa por un pago anticipado que se recoge en el contrato.

En este sentido, la socialista Paloma Rodríguez ha recordado al presidente de SEPI su previsión de estar "cortando chapa" en Ferrol en febrero de este año, que se ha incumplido, ante lo que Aguirre ha reconocido que "la predicción tiene un retraso" pero "todo puede cumplirse un poco más tarde". "Más vale tarde que nunca. Lo que me importa es que las promesas que se anticipan se cumplan", ha apostillado.

   También es "una realidad" el quinto gasero de Gas Natural, para el que actualmente se está preparando la estructuración financiera, el proyecto técnico y el proyecto tecnológico. "Espero que en breves semanas pueda ver la luz la formalización de esa estructura técnica, tecnológica y financiera", ha deseado Aguirre, añadiendo a estas "cargas de trabajo en firme" el pedido que el Ministerio de Industria ha anunciado que hará a Defensa para financiar barcos grises.

   En el mismo sentido, Navantia ha recibido ya encargos de la Armada noruega para apoyar el ciclo de vida de las fragatas F310, el mantenimiento de los cuatro destructores DDG51 estadounidenses DGC51, el diseño y construcción de un buque LHD y cuatro lanchas de desembarco LCM para la Armada turca, y la modernización de dos buques anfibios de la Marina argelina.

DEPARTAMENTO DE REPARACIONES

   A esta buena evolución de la empresa contribuye también el "sobresaliente comportamiento" del departamento de reparaciones de los astilleros, que anualmente atienden una media de 130 buques facturando unos 210 millones de euros y elevando la ocupación de los talleres hasta cerca del 98% de su capacidad.

   "E incluso en el ámbito laboral debemos felicitarnos de haber alcanzado unos acuerdos con los sindicatos que han hecho posible un nuevo convenio colectivo que permite decir que las relaciones laborales en Navantia son más modernas, flexibles y están marcadas por la austeridad", ha valorado Ramón Aguirre, que se ha ufanado al proclamar que "la situación está cambiando, aunque sea lentamente" en la naviera pública.

   En relación con la privatización de Remolcadores del Noroeste (Renosa), una filial de Navantia dedicada a los remolques en la ría de Ferrol, Ramón Aguirre ha asegurado que se ha hecho a instancias de los gestores de la compañía, y ha señalado que "próximamente" se elevará al Consejo de Ministros para que autorice la operación. Sin embargo, no ha desvelado el precio de la operación aunque un experto independiente ya ha presentado su valoración sobre la horquilla en la que debería estar.

DIQUE FLOTANTE DE FERROL

   Otro de los temas que han ocupado la comparecencia es la construcción del dique flotante de Ferrol que, según Aguirre, "está a expensas de lo que conteste la UE" a una consulta formal que se hizo a la UE en julio del año pasado sobre el cumplimiento de la normativa de competencia y de ayudas de Estado en este proyecto, por lo que aún no se puede avanzar un calendario de construcción.

   No obstante, sus cálculos son que una vez autorizado el proyecto la ejecución de las obras duraría unos dos años y ocuparía aproximadamente un millón de horas de trabajo. De hecho, la solicitud de autorización al Ejecutivo comunitario para este proyecto se ha basado mayormente tanto en razones empresariales como en la situación económica y laboral de la comarca de Ferrolterra.

   Los mismos argumentos que se han empleado también para solicitar a la Comisión Europea (CE) que levante el veto que se impuso en 2005 a la construcción de buques civiles por parte de Navantia. Una petición que aún no tiene respuesta definitiva de las autoridades comunitarias, que han solicitado a España "información adicional que se está facilitando puntualmente".

   "Yo no valoro si se negoció bien o mal, pero hoy tenemos que estar luchando por que se levante. Y creo que hoy se reúnen condiciones más que justificadas para que nuestras razones sean escuchadas en Bruselas. Pero quien tiene que tomar la decisión es quien adoptó la restricción, y nosotros debemos trabajar en la UE para intentar convencerles", ha concluido el presidente de SEPI.

COMENTARIOS DE AEMC

¿Cuántas veces habremos leído y escuchado esta misma historia?

Lo que cuentan son los hechos y no las palabras.