El Gobierno reactiva los astilleros con la construcción de un barco para la Armada

  • Print

 

El ministro Montoro anuncia en el Congreso el trasvase de fondos públicos del Ministerio de Industria al de Defensa para financiar este proyecto militar

20.02.14 - 00:32 -

JAVIER RODRÍGUEZ This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. | CÁDIZ.

 

                       

La segunda fase de los BAM y otro buque de aprovisionamiento figuran entre las prioridades El encargo servirá para aportar carga de trabajo mientras se resuelven otros acuerdos internacionales

Final del formulario

El Gobierno de la nación ha salido al rescate de los astilleros públicos mientras se materializan nuevos acuerdos internacionales de construcción naval. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, anunció ayer en el Congreso la puesta en marcha de un nuevo programa militar de la Armada española que se desarrollará en las plantas de Navantia. El Ministerio de Industria será el encargado de la financiación.

El ministro aprovechó la ocasión para recordar que se van a construir un gasero para Gas Natural y dos floteles para Pemex. Igualmente, ya se ha materializado un contrato con Turquía para fabricar, mediante transferencia tecnológica, un buque anfibio. Además, se espera que en primavera Iberdrola resuelva el contrato para la construcción de las plataformas que necesita para un parque eólico marino en Alemania. Explicó que existe grandes expectativas de negocio con Brasil, India, Australia, Catar y Arabia.

Aseguró que la construcción de un barco por encargo del Gobierno «dará carga de trabajo a Navantia Ferrol y a Navantia Cádiz», pero lamentó no poder ofrecer más detalles al respecto, ya que el contrato se perfilará en las próximas semanas. En cuanto a la financiación, precisó que el Ministerio de Hacienda habilitará los créditos necesarios y que será el Ministerio de Industria, a través de su presupuesto, el que hará posible la materialización de esa iniciativa.

El pasado diciembre, el titular de Defensa, Pedro Morenés, y el responsable de Industria, José Manuel Soria, mantuvieron una reunión para plantear a Montoro la necesidad de arañar fondos en favor de la industria militar. Este encuentro se bautizó como el 'pacto de la Castellana'. Esta misma operación ya se hizo en 1996 cuando Eduardo Serra era ministro de Defensa, Josep Piqué regentaba la cartera de Industria y Rodrigo Rato mandaba en la de Hacienda. Esta operación es viable ahora después de los recortes y ajustes que ha hecho el Gobierno central en materia de Defensa. Cabe recordar, por ejemplo, que la Armada cerró el grifo a Navantia en junio de 2010 al cancelar de golpe el programa de modernización de la flota. Fue una de las medidas más severas de ajuste económico tomada por la Jefatura de Estado Mayor. Más tarde, con el PP al frente del Ejecutivo, llegaría la paralización de los programas de construcción naval. De hecho, el Gobierno de Zapatero dejó sobre la mesa en 2011 la segunda fase de los Barcos de Acción Marítima (BAM), es decir, la construcción en Cádiz de cinco nuevos patrulleros, de los que tres serían estándar, uno oceanográfico y un quinto de salvamento o rescate. Esta orden no fue rubricada en ningún Consejo de Ministros del PSOE y fue el PP quien tuvo que anunciar su aplazamiento por falta de dinero. Ahora ha llegado el momento de retomar las asignaturas pendientes.

El anuncio de Montoro abre la esperanza a las plantas de Navantia en la Bahía, en especial a San Fernando-Puerto Real. El Gobierno no ha desvelado aún qué tipo de barco se construirá, pero las necesidades de la Armada están detalladas en un ambicioso programa. Así, el documento recoge la necesidad de los BAM y de un BAC, además de las fragatas F110 y de un nuevo portaaviones, idéntico al 'Juan Carlos I'. Los últimos contratos de construcción naval de la Armada española datan de 2005.

Satisfacción en el PP gaditano

Por su parte, el PP de Cádiz afirmó ayer que «el Gobierno de Rajoy cumple su palabra para dotar de carga de trabajo a los astilleros gaditanos» ante el encargo de la construcción de nuevo barco para Navantia. El presidente del PP de Cádiz y senador, Antonio Sanz; la diputada nacional y alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez; el presidente de Diputación y alcalde de San Fernando, José Loaiza, y el parlamentario andaluz y responsable de Puerto Real, Rafael Ruiz Canto, mostraron su satisfacción por el anuncio del ministro Montoro sobre el encargo a Navantia de un barco para la Armada mientras se esperan más pedidos.