Navantia agujero negro de la SEPI

  • Print

Los dos agujeros de la SEPI: Correos y Navantia dejaron casi 200 millones en pérdidas al Estado

De las 17 empresas que conforman el holding público, solamente seis finalizaron el pasado año con beneficios; los dividendos de Redeia y Enagás compensaron los resultados negativos de Correos, Navantia, Mercasa o EFE

 ECONOMÍA DIGITAL

EPI, el grupo empresarial público que presideBelén Gualda, volvió el pasado ejercicio a beneficios tras encadenar años en pérdidas. La entidad adscrita al Ministerio de Hacienda logró ganancias de 159 millones, favorecido por los dividendos que percibió de participadas comoRedeia,Enagás o Ebro Foods, y de un mejor comportamiento de sus propias empresas. Sin embargo, de las 15 en las que cuenta con una participación mayoritaria, solamente cinco consiguieron acabar el año con un resultado positivo.

Leer más: Alianza de gigantes en Ferrol: Navantia, Repsol y Enagás proyectan una planta de electrolizadores

Las mayores pérdidas se las anotaron, una vez más,Correos y Navantia. La primera registró números rojos de 105,6 millones en el balance consolidado, mientras que los astilleros públicos perdieron el pasado ejercicio 82,7 millones. No es una novedad y, de hecho, supone una mejoría respecto a 2020, cuando Correos acabó con pérdidas de 263 millones y Navantia de 137,6 millones en medio de la crisis del Covid. Estas empresas, junto a Tragsa, representan el 88% del volumen de negocio y del empleo que genera la SEPI, aunque solo está última aporta beneficios. Eso sí, las menores pérdidas de Correos, desfondada durante la crisis sanitaria, y de los astilleros facilitaron que SEPI registrara ganancias tras ocho años de números rojos.

Navantia, con centros en Ferrol, Cádiz y Cartagena, debería regresar a beneficios en los próximos años debido a los grandes contratos de las corbetas de Arabia Saudí y el programa de las fragatas F-110, de más de 4.000 millones. La situación de la empresa es, en todo caso, singular. SEPI acumula 1.624 millones en préstamos participativos concedidos a los astilleros, en la mayor parte de los casos, para enderezar su situación patrimonial debido a las pérdidas acumuladas desde la crisis financiera y que la llevaron a acabar varios ejercicios en causa de disolución.

Mercasa, Ensa y EFE: 50 millones en pérdidas

También cerraron el ejercicio en números rojos Mercasa, empresa de distribución alimentaria, que perdió 26,8 millones; y Ensa, el fabricante de componentes para energía nuclear, con pérdidas de 12,7 millones. La Agencia EFE con un resultado negativo de 9,3 millones, mientras que el delHipódromo de la Zarzuela fue de 6,3 millones. La minera Hunosa, ahora con intereses en la generación renovable, perdió 8,5 millones, y también acabaron en negativo Mayasa, Cetarsa y Defex, esta última en proceso de liquidación. Por último Izar, también en liquidación, aportó números rojos de 4,5 millones.

Leer más: Navantia empuja también a Ferrol a la eólica marina después de hacerlo con Fene

En el polo opuesto se situaron tres empresas.Tragsa aportó 24,9 millones de beneficio y Enusa, también vinculada a la energía nuclear, cerró el pasado curso con más de ocho millones en ganancias. A estas hay que sumar los 10,7 millones del Sepides, un organismo de fomento de la actividad empresarial mediante la promoción de suelo o la toma de participaciones en sociedades.

La financiera Saeca, enfocada al sector agrario, y Covifacasa también cerraron 2021 con beneficios, aunque de un importe menor al de Tragasa, Enusa o Sepides.