Navantia Cádiz repara el 'Symphony of the Seas', el mayor crucero del mundo

  • Print

Diario de Cádiz 

PROVINCIA DE CÁDIZ

 

  • Es el tercer buque de Royal Caribbean que pasa por la factoría este año para someterse a labores de mantenimiento

Navantia Cádiz repara el 'Symphony of the Seas', el mayor crucero del mundo.

Navantia Cádiz repara el 'Symphony of the Seas', el mayor crucero del mundo. / JULIO GONZÁLEZ

El astillero de Navantia Cádiz acoge hasta principios de junio al 'Symphony of the Seas', el mayor crucero del mundo. El buque entró la pasada semana en el dique cuatro para someterse a tareas de mantenimiento y es el tercer barco de la naviera Royal Caribbean que pasa este año por la factoría gaditana.

La obra no tiene el volumen de empleo y horas de trabajo de encargos anteriores, ya que emplea a unos cien operarios diarios, según el presidente del comité de empresa de Navantia Cádiz, José Gallardo, que ha explicado que se acometerán labores de mantenimiento en los elementos de propulsión así como en el casco por debajo de la línea de flotación y se revisarán el aislamiento de las chimeneas.

El 'Symphony of the Seas' es uno de los buques más modernos de Royal Caribbean, ya que entró en servicio en abril de 2018. Con 361 metros de eslora y 47 de manga, sus dimensiones son mucho mayores que las del 'Jewel of the Seas', el buque que salió el lunes 17 de mayo de Cádiz tras otra varada convencional. 

Aunque es un metro más corto que el 'Harmony of the Seas', que también fue reparado por Navantia Cádiz en abril, el 'Symphony of the Seas' es actualmente el mayor barco de pasajeros del mundo, con un peso bruto de 228.081 toneladas, y capacidad para albergar a casi 6.700 viajeros y 2.200 tripulantes. 

No será el último crucero de Royal Caribbean que recale en la Bahía de Cádiz para ser reformado. Para el mes de julio está confirmada la varada del 'Liberty of the Seas'. Además, la dirección de Navantia mantiene conversaciones continuas con las empresas del sector, que están interesadas en reservar diques aunque todavía no han formalizado los contratos a la espera de que se levanten las restricciones a los viajes de placer. 

Según Gallardo, se ha reservado dique para dos cruceros de Azamara, filial de Royal Caribbean, para el mes de junio, así como el 'Celebrity Constellation', que llegaría en el mes de julio, aunque estos encargos aún están pendientes de confirmación.

En todo caso, estas obras no tendrán por el momento el calado de las grandes reformas acometidas en el pasado, que movilizaban a miles de trabajadores, muchos venidos del extranjero. Los trabajos se limitarán principalmente a una revisión para renovar los certificados de navegabilidad exigidos por las aseguradoras.