Navantia despide a un empleado en su primer día como indefinido no fijo

 

 

 

La Verdad

Tras ser admitido en el astillero por sentencia, el trabajador recibe la carta de destitución en el torno de acceso, cuando se reincorporaba

Imagen de archivo de un yate en Navantia. /Antonio gil/ AGM
Imagen de archivo de un yate en Navantia. / ANTONIO GIL/ AGM
Antonio López
 
Jueves, 18 febrero 2021, 02:48

Paralizado y sin saber cómo reaccionar ante lo que él consideraba una injusticia y un menoscabo de sus derechos laborales. A Alberto, un ingeniero industrial de 39 años residente en Murcia, se le vino el mundo encima cuando el pasado 25 de enero fue a reincorporarse a su puesto de trabajo en Navantia, tras ser considerado empleado indefinido no fijo, en cumplimiento de una sentencia judicial. Antes de entrar al astillero, en los tornos de acceso, le dieron la carta de despido. Después de más de cuatro años y medio trabajando en el área de Sistemas de Control de la compañía pública y de luchar por conservar su puesto de trabajo se quedó en paro.

La sentencia indica que Alberto fue objeto de cesión ilegal por parte de Soologic Technological Solutions SL, una empresa subcontratada por la constructora naval. El Juzgado de lo Social número 3 de Cartagena consideró que, tras varios años entrando al astillero, recibía órdenes de los directivos de la empresa y se le asignaban tareas de responsabilidad, por lo que debía ser reconocido como indefinido fijo de Navantia.

Pero al reincorporarse a su puesto, la empresa le dijo que su plaza ya había sido adjudicada en concurso público, el procedimiento de selección que las empresas públicas deben usar para contratar a sus empleados. Fue el pasado año, en el proceso abierto en 2019 para rejuvenecer su plantilla.

El ingeniero del área de Sistema de Control denunció también al jefe de Personal por supuestas «presiones» y «coacciones»

Alberto, que cuenta su caso a cambio de anonimato, no dejará de luchar por sus derechos y ha iniciado un nuevo procedimiento por despido nulo y vulneración de derechos fundamentales contra Navantia. Considera que su puesto fue adjudicado a otra persona antes de que hubiera resolución judicial de su demanda.

Proceso selectivo

«Estoy desmotivado y decepcionado. No me puedo cree lo que me está ocurriendo», explicó a LA VERDAD. El ingeniero llegó a presentarse al proceso selectivo iniciado por la empresa para cubrir su puesto, pero tras realizarla primera prueba, la de inglés, no continuó «porque nunca me volvieron a llamar para hacer más exámenes».

No es el único pleito que Alberto ha interpuesto contra Navantia. Puso otro en marzo del pasado año tras recibir «presiones» y «coacciones», según él, por parte del jefe de personal del astillero público, Álvaro Tello, a quien reclamó su contratación a través del Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación.

Eso mismo fue presentado por 14 trabajadores de subcontratas, siete desistieron o fueron destinados a otros puestos y siete continuaron con la demanda, entre ellos Alberto, que fue trasladado «forzosamente» a Sevilla. Se negó y el juzgado le dio razón, por lo que tuvo que ser readmitido en su puesto de trabajo original.

La empresa niega que hubiera represalias contra el empleado

Una portavoz autorizada de la empresa Navantia negó ayer «rotundamente cualquier intención de represalia en su momento contra este trabajador, que puede presentarse a nuevas plazas cuando se convoquen si lo desea». Sobre la petición de Alberto, el ingeniero de la subcontrata, de ser contratado directamente por el astillero, la misma fuente explicó que Navantia tiene que preservar y defender el procedimiento de acceso que pactó con la representación legal de sus trabajadores en el Plan de Empleo 2019-2022. Y añadió: «Los principios de acceso al empleo público son los de publicidad, concurrencia, mérito y capacidad. El procedimiento de acceso a la plantilla de Navantia ha de hacerse a través de los cauces acordados». Y sobre el hecho de que el empleado de la empresa auxiliar se presentó al concurso público, indicó que el proceso de selección se realizó en octubre de 2020 por una empresa externa. «La información que tiene Navantia es que no completó la prueba».