Adjudicado de nuevo a Astilleros Gondán por 344.850 euros la construcción del barco de la Diputación

 

 

 

 

La Mesa de Contratación de la Diputación Provincial de Toledo resolvió el día 13 la nueva licitación para la construcción del buque turístico.

A la segunda licitación solo han concurrido dos empresas, la que resultó adjudicataria en septiembre y la que recurrió esa resolución y logró anularla.

Los astilleros celebran la decisión del Tribunal de la UE, tras la que ya "no se podrá dudar" del tax lease

Foto: Europa Press

La Mesa de Contratación de la Diputación de Toledo acordó el día 13 de enero adjudicar la construcción del buque de uso turístico, que comunicará el embalse de Azután con el yacimiento de Ciudad de Vascos, a la misma empresa a la que se adjudicó el pasado mes de septiembre por 344.850 euros (IVA incluido), la asturiana Astilleros Gondán, pero cuya resolución quedó anulada por el recurso interpuesto por otra de las licitadoras, Astilleros de Bermeo, obligando a convocar un nuevo procedimiento.

El Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales (TARC), dependiente del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, estimó el recurso por entender que la valoración realizada de las ofertas técnicas fue exclusivamente formal y no hizo un análisis comparativo profundo, y dado que las ofertas económicas del recurrente y de la empresa que resultó adjudicataria fueron idénticas, la valoración técnica se mostró decisiva en la adjudicación a astilleros Gondán.

El equipo de gobierno de la Diputación no tuvo más remedio que anular la adjudicación e iniciar de inmediato un nuevo procedimiento, al tiempo que rechazó exigir responsabilidades a la empresa INSENAVAL, la consultora naval pontevedresa que fue contratada por un coste que no se ha hecho público para asesorar el procedimiento de contratación de la construcción del buque y que fue la que realizó tanto el Pliego de Condiciones del concurso como la valoración técnica de las ofertas cuestionada por la resolución del TARC.

Al nuevo procedimiento convocado solo se han presentado dos ofertas, cuando al anterior concurrieron siete, la que resultó adjudicataria y la que recurrió contra esa decisión. Sin embargo a esta última la Mesa de Contratación la ha excluido por no aportar en el plazo indicado la documentación requerida, por lo que sólo se ha valorado la documentación técnica del único licitador al que se ha adjudicado la construcción con idénticas condiciones que en septiembre.

 

Con la adjudicación a favor de Astilleros Gondán se confirman las previsiones optimistas del gobierno de la Diputación en cuanto al cumplimiento de plazos previstos inicialmente para poner en servicio todas las instalaciones asociadas a este proyecto turístico, cuyo coste asciende por ahora a 1.739.877 euros, sin contar expropiaciones y asesorías externas.

Astilleros Gondán oferta cuatro meses y medio de plazo de entrega, lo que nos llevaría al mes de mayo justo cuando se pretende abrir la temporada de visitas al yacimiento, y coincidiendo con la campaña electoral, lo cual haría inviable una inauguración oficial, que debería posponerse, malogrando así el “acto de despedida” del veterano político Arturo García-Tizón, presidente de la Diputación toledana y el principal responsable de este polémico proyecto.

Sin embargo lo más probable, según indican algunas fuentes, es que Astilleros Gondán tenga prácticamente concluido el buque y lo pueda servir en un cortísimo plazo de manera que la inauguración se anticipe a la convocatoria de elecciones eludiendo así la prohibición de este tipo de actos establecida por la Junta Electoral Central.