Navantia ve ´indispensable´ trasladar parte del flotel a Cádiz para cumplir los plazos

 

El PP gallego defiende la "contundencia" de la Xunta contra la decisión de la empresa n El BNG lamenta que Feijóo acepte el "ninguneo" del Gobierno al naval ferrolano

a. moledo | a coruña 30.09.2014 | 00:38

Operarios de Navantia Ferrol trabajan en las instalaciones en las que se construye el flotel. carlos pardellas
Operarios de Navantia Ferrol trabajan en las instalaciones en las que se construye el flotel. carlos pardellas
 

La dirección de Navantia trasladó la semana pasada a los trabajadores la intención de derivar la construcción de ocho bloques del buque flotel para la petrolera mexicana Pemex al astillero de Puerto Real, en la bahía de Cádiz. La compañía confirmó ayer esta decisión que forma parte de un plan de acción para "mitigar los desfases de la planificación" del Programa BAP para la petrolera mexicana Pemex. Para justificar esta postura argumentan que es una condición "indispensable" el cumplimiento de los plazos. Entre los puntos del plan -afirman- se incluye el traslado al astillero gaditano de parte de la construcción del buque flotel, lo que generó el descontento entre la plantilla de Ferrol.

Fuentes de la entidad destacan que el programa del flotel es "estratégico" para Navantia en tanto que representa "su vuelta al mercado civil". Por eso insisten en que es "indispensable cumplir con el contrato", ya que el mercado civil es "más rígido" que el militar en lo que a los plazos se refiere.

Como según la empresa la situación actual del Programa BAP "no se corresponde con el avance requerido" es necesario poner en marcha distintas medidas en ingeniería, compras y producción, entre ellas "la fabricación de ocho bloques, sobre un total de 86, en las instalaciones en Cádiz". Para Navantia, Pemex es un cliente "prestigioso" con el que "puede haber más contratos", lo que justifica -añaden- la necesidad de cumplir de manera rigurosa con todos los términos del contrato.

Según las previsiones, tendría que estar construido ya un tercio de los bloques, pero no llegan a la decena. La plantilla critica que los retrasos obedecen a la mala gestión de la dirección porque en los astilleros de Ferrol hay 3.000 empleados -la mayoría sin actividad- y solo un centenar trabajaba en el corte de chapa para el flotel, una cifra muy lejos de los 800 puestos comprometidos por la Xunta.

La Federación de Industria de CCOO en Galicia defiende que los astilleros ferrolanos tienen "plena capacidad para poder acometer el encargo en los tiempos fijados, porque tiene las instalaciones listas y disponibilidad de mano de obra cualificada más que suficiente para cumplir con los plazos". Aún a pesar, -añaden- "de la inoperancia de la cúpula de Navantia", a la que los sindicatos del naval responsabilizan de la mala planificación que entienden, fue "deliberada" a fin de "desprestigiar las factorías de la ría".

"La dirección está demostrando que detrás de todas estas acciones se esconde otro tipo de interés, que no es otro que el de desprestigiar las factorías de la ría, así como de la capacidad sindical de las mismas", indicó el secretario de la organización gallega, Víctor Ledo.

Tras conocerse la noticia, el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, fue de los primeros en criticar esta medida. "Navantia no ha estado a la altura de las circunstancias y se ha vuelto a equivocar gravemente con una decisión que no compartimos y de la que la Xunta no fue consultada", dijo el pasado viernes el titular de la Xunta. El portavoz del PP gallego, Pedro Puy, defendió ayer estas palabras del también presidente de los populares gallegos al asegurar que la Xunta ha sido "extremadamente contundente" al cuestionar el plan de la empresa pública. En este sentido, recordó que lograr el contrato del flotel con Pemex supuso carga de trabajo para Ferrol "gracias al esfuerzo y al magnífico trabajo de Feijóo", por lo que según Puy, el buque tendría que realizarse "íntegramente en Galicia".

De forma distinta ven la situación en Cádiz y la alcaldesa de Puerto Real, Maribel Peinado (Partido Andalucista), mostró ayer su asombro por las palabras de Feijóo sobre el traslado de carga de trabajo y le instó a que reitere sus críticas "ante los 7.000 parados del municipio". La regidora andaluza reprocha al dirigente popular su "desconocimiento" de la situación de Puerto Real que -explica- no dispone de los pedidos "de los que sí disfruta la factoría de Ferrol" a pesar de que "por historia, capacidad y mano de obra debería tener igual o más encargos que el astillero gallego". Peinado afeó a Feijóo por su "falta de sensibilidad y solidaridad impropia de un representante público".

Al portavoz nacional del BNG, Xavier Vence, éste le parece un ejemplo más del "ninguneo" y "la continua degradación de Galicia" por parte del Estado. Y por eso exigió a Feijóo que deje de ser "el ariete" del Gobierno central y se centre en defender "los intereses de los gallegos". "No puede mirar para otro lado y tiene que pelear en contra de que se siga ninguneando a Ferrol y estrangulando el naval gallego". Vence afirmó que no se puede permitir el desvió hacia astilleros de otros territorios "una carga de trabajo muy importante" para una factoría "prácticamente parada" en este momento.

A la oposición del traslado de parte del proyecto a Cádiz se sumó ayer el alcalde de Ferrol, José Manuel Rey Varela, quien aclaró que hay "unanimidad" de criterios entre la Xunta y el Concello.

El regidor envió escritos a Navantia y a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) en los que muestra el desacuerdo con su plan. Ahora esperará a recibir "las explicaciones oficiales".